Héctor Tajam  

Mensaje de error

  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Deprecated function: implode(): Passing glue string after array is deprecated. Swap the parameters en drupal_get_feeds() (línea 394 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).

Una construcción permanente

22/04/2016

Por Ec. Gabriela Cultelli y Ec. Hector Tajam

Publicado en La República, suplemento Ideario

Acertadamente, nuestro presidente Tabaré Vázquez afirmaba el 1 de marzo pasado en su mensaje del primer año de gobierno que el país es una construcción permanente. Es necesario entonces observar y profundizar en las acciones pendientes para la reafirmación del nuevo modelo en términos redistributivos y productivos.

Sin duda estamos atravesando tiempos complicados en lo que hace al marco económico mundial y regional, que nos afecta en el comercio, en los flujos financieros, y hasta en el valor de compra de nuestra moneda. Pero también nuestras propias contradicciones y limitaciones internas, como país, parecen aflorar en este momento, y no por casualidad, una vez superada la primera fase de rompimiento con el modelo neoliberal de otrora.

Veamos las principales “líneas de acción” económicas señaladas en el mensaje.

¿Regionalismo abierto?

El planteo es impulsado por una “redefinición” de la política exterior con base en “la idea de potenciar la inserción internacional con un foco en lo económico comercial” y el regionalismo abierto. El problema es que si se focaliza la inserción internacional en lo comercial en función de una estrecha gama de productos de origen agropecuario cuya demanda se mueve en forma conjunta (commodities), estaremos nuevamente ante la internalización de los precios internacionales cuando estos se elevan, dada la posibilidad de ganancias extraordinarias en virtud de la competencia entre la demanda externa e interna, encareciendo la canasta básica de los uruguayos. Y cuando el ciclo se revierte (bajan los precios) y se reduce la demanda externa con aumento del dólar (moneda referencia de los precios internacionales), se afecten igualmente a la suba los precios internos, pero a un nivel más generalizado, restaurando presiones inflacionarias.

En esta fase no hemos logrado construir el modelo alternativo al exportador de commodities.

El fracaso de la integración regional determinó la desindustrialización y la producción para mercados extrarregionales que solamente demandan alimentos, materias primas e insumos energéticos. El impulso de esa política internacional parecería darse de bruces con la máxima gubernamental antiinflacionaria, expresado como “compromiso… en su lucha frontal y sin tregua contra la inflación, ya que esta es una carga pesada para la población con ingresos fijos”. Es uno de los principales componentes de la brecha entre la meta inflacionaria establecida por el Banco Central del Uruguay y el incremento real del índice de precios al consumidor.

Es que no se puede atacar solamente al problema inflacionario –definido como el principal problema desde que este equipo económico asumió en 2005, hace ya una década– con una caracterización de un problema de demanda, ni mucho menos hacer referencia a costos referidos a los salarios. De hecho, ante la ausencia de otros factores, la cuestión salarial aparece como principal culpable de las presiones inflacionarias y de posibles ascensos del desempleo.

Salarios, precios y desempleo

Es muy fácil de observar que el aumento de los precios –la inflación– precede al aumento de los salarios, según mostramos en la gráfica adjunta. La variación del IPC anual comenzó a incrementarse a partir de marzo de 2015. La correspondiente al salario solamente a partir de setiembre 2015. Hasta ahora desde 2006 ambos indicadores no tenían puntos de intersección. Eso sucedió a mediados del año pasado, lo que significó un punto de pérdida de salario real.

¿Cómo puede incidir entonces el salario en forma tan determinante en la suba de precios? Un promedio de casi 8% de inflación ha convivido con aumentos anuales promedio del salario nominal de 12% desde 2006. Además, en dólares, que es el salario que “compran” los exportadores, descendió al nivel de julio de 2011.

Por otro lado, da la impresión que el gasto público también es inflacionario (sigue al punto en que se define a la inflación como el enemigo público número uno). Disminuir el gasto público no prioritario. Puede ser, pero lo importante es definirlo con participación y de acuerdo a los
lineamientos programáticos de nuestra fuerza política, como seguramente indicará nuestro presidente.

Es necesario incorporar la mirada del problema inflacionario del lado de la oferta. De esta manera, en la coyuntura específica que nos afecta, se tendría en cuenta por ejemplo como apoyar al sector granjero, bajar la presión de las tarifas públicas sobre los hogares con un criterio sencillo de equidad, el costo de la vivienda. Claro, para ello es indispensable analizar el marco general determinante que se ha definido en torno a no modificar la presión fiscal.

La inversión extranjera está disminuyendo en todo el entorno de los países en desarrollo. No somos la excepción. Se les da para que vengan, cuando vienen, y se les da para que no se vayan cuando se van. Tal vez tengamos que pensar en sentarnos con nuestros vecinos a discutir estos temas, porque el hecho de andar compitiendo entre nosotros por este recurso no nos ha dado resultados muy favorables que digamos.

Lo cierto es que desde principios de 2014 a finales de 2015 el envío de remesas de utilidades de las empresas extranjeras desde Uruguay a sus matrices, pasó del 36% del total invertido en el mismo período, a casi el 60%. Plusvalía generada en Uruguay que se envía al lugar donde se
toman las decisiones, una vez que allí se restauran la rentabilidad a los niveles de precrisis. El problema es generalizado para los países emergentes, y nada logramos con más y más exoneraciones, tal vez sea hora de gravar la fuga de utilidades. Por ejemplo, el gravamen del reparto de dividendos, aún mantiene hoy una menor tasa de IRPF que las demás rentas provenientes del capital.

Se cita “El Impulso y su freno” de Real de Azúa. Justamente. El país comenzaba a frenarse por la situación internacional, pero disponía de un conjunto de proyectos que aportaban a la dinámica futura. Hemos perdido esa capacidad de iniciativa, que no puede ser sustituida por pretendidas audacias en torno a los acuerdos de libre comercio.

Publicado en Diario La República por: Ec. Gabriela Cultelli y Ec. Héctor Tajam