Héctor Tajam  

Mensaje de error

  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Deprecated function: implode(): Passing glue string after array is deprecated. Swap the parameters en drupal_get_feeds() (línea 394 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).

La dependencia reformulada | Cultelli - Tajam

23/02/2016

Por: Ec. Gabriela Cultelli y Ec. Héctor Tajam

A pesar de haber disminuido en algunos aspectos la dependencia económica del país, esta perece haberse reformulado.

Dependencia

Para entender lo que ocurre en los países subdesarrollados se debe tener en cuenta el marco global de un proceso de producción y reproducción interdependiente. De no ser así seguramente llegaremos a conclusiones equivocadas, especialmente en la ruta política para superar nuestra situación de atraso.

El concepto de dependencia nos permite ver la situación interna de estos países, como parte de la economía mundial, siendo que por tal se puede entender aquella forma de desarrollo sistémico donde la economía de determinados países está condicionada por el desarrollo y la expansión de las economías de otros países centros de origen de las trasnacionales. Es la explotación y, por tanto, la reproducción capitalista observada en forma planetaria.

Es que en el mundo de hoy la interdependencia de las naciones pasan también por formas comerciales, financieras y productivas desde el punto que algunas naciones tienen capacidades para autogestionar su propia expansión, en tanto que otras sólo pueden hacerlo como reflejo de las primeras. Son las llamadas economías dependientes.

En tal sentido, los canales o artilugios a través de los cuales la dependencia toma cuerpo o se manifiesta, son variados. Entre ellos la concentración de sectores de exportación y exportadores en un grupo reducido de países; el control por el capital extranjero de la o las producciones principales y las empresas nacionales; situaciones de dependencia de las importaciones (por ejemplo técnica y tecnología, petróleo, energía, por mencionar las más comunes); políticas económicas fuertemente influenciadas por decisiones foráneas o de instituciones supranacionales (FMI, OCDE, OMC, etc.) o acuerdos de libre comercio firmados con claras asimetrías políticas y económicas.

¿Independencia?

En estos últimos 10 años, y en cierta medida, hemos reducido la dependencia.

En el PLANO FISCAL, resalta en torno al financiamiento público, en primer lugar, el desacople del Fondo Monetario Internacional (FMI). Esto se dio a partir del año 2006 a través de un canje de deuda que nos liberó del endeudamiento con esa institución que históricamente nos determinaba la política en general y especialmente la económica. Basta recordar los ajustes fiscales de los gobiernos colorados y blancos, precedidos por aquellos Acuerdos Stand By con el FMI. Hoy día eso no sucede, lo confirma el comportamiento del endeudamiento público, la deuda neta, el calendario de pagos, la desdolarización, los perfiles. De todas maneras la deuda bruta sigue siendo impagable.

En el PLANO PRODUCTIVO, el sector financiero ya no es lo determinante como hasta 2004. En 2005 se dejó bien claro que ya no se rescatarían más bancos y el Banco Central recuperó su poder regulador. El sector real de la economía ya no fue rehén del sistema bancario privado. Pero se transnacionalizó, y la extranjerización que ello implicó ha definido rasgos nuevos a la dependencia con los que tendremos que lidiar para la construcción de una patria soberana. Es cierto que se ha producido una diversificación de mercado (más países a quien vendemos), pero con poca amplitud de productos (ocho productos con origen en la agroindustria totalizan casi el 75% de nuestras exportaciones), propiedad por demás altamente centralizada, que en definitiva deriva en un altísimo grado de concentración de lo producido

Si referimos a la producción de energía, su evolución ha estado constantemente por encima de los registros globales de la economía (PBI), cosa que hacía mucho tiempo no ocurría con todo lo que implica, si al futuro nos proyectamos. Lo expuesto se vinculó con el desarrollo de la energía renovable (eólica, biomasa, biodiesel, solar), con la evolución de la inversión privada pero sobre todo de la pública profundizando su dominio. En el caso de UTE, por ejemplo, el Estado mantiene toda la red de distribución, que “absorbe” la energía producida y la distribuye según la planificación nacional con alto contenido social. En una situación de oferta privada, muchos lugares del país mantendrían el déficit histórico al acceso de electricidad. Conviene asimismo mencionar la búsqueda de petróleo, que podría tener sus primeros resultados en la próxima década, entre otros muchos sucesos relacionados.

Asimismo, el desarrollo de las telecomunicaciones implicó contar en forma soberana con uno de los pilares del avance tecnológico y económico del siglo XXI. Con potencialidad de proyección externa y al igual que la producción de energía, es de propiedad estatal, y con ello la fibra óptica extendida a todo el país, ejemplo de avance democrático de bienes públicos por la empresa ANTEL.

La reformulación

Objetiva y lamentablemente la dialéctica se nos presenta a veces con una brutal fuerza contradictoria. De la misma manera que se fueron dando los hechos antes mencionados y algunos otros más, entró con fuerza la Inversión Extranjera Directa (IED). Lógicamente fue trayendo a la larga los concebidos desequilibrios, cuando lo que sale por ganancias y otras regalías, supera lo que entra.

Se trató de un fuerte proceso de transnacionalización como no podía ser de otra manera en un mundo dominado por ellas. Con ello la extranjerización de nuestra producción, siendo en definitiva la empresa extranjera, quien marca el rumbo e incluso el nivel de la diversificación productiva, al mismo tiempo que el avance o estancamiento en investigación para el desarrollo.

Sumemos que el avance tecnológico en el campo de la información y las comunicaciones ha sido utilizado para imponer patrones de pensamiento, modelos de vida y pautas de consumo. Valores, conductas y patrones culturales ajenos se han masificado.

En definitiva, y ante la indefinición política actual, se va confluyendo al fenómeno de reformulación de la dependencia, reproduciendo los factores que nos impiden superar definitivamente el atraso, la pobreza y la marginalidad social, conduciéndonos a un desarrollo desigual que beneficia a muy pocos. Es que los países como el nuestro, solo podrían llegar a socavar las bases de la dependencia, comenzando a mellar las mismas bases sistémicas que le dan sustento. Se trata de avanzar autogestando nuevos pedestales socializantes para su propio fortalecimiento y desarrollo. Se trata de apuntar hacia la liberación nacional, en los marcos de una América Latina que será objeto de otros análisis.

Publicado en: Diario La República