Héctor Tajam  

Mensaje de error

  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type int en element_children() (línea 6466 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).
  • Deprecated function: implode(): Passing glue string after array is deprecated. Swap the parameters en drupal_get_feeds() (línea 394 de /home/dh_mn6m3c/equipo609.uy/includes/common.inc).

Cambio estructural

26/01/2016

Ec. Gabriela Cultelli y Ec. Héctor Tajam
Luego de una década de alto crecimiento económico, la economía uruguaya ha entrado en una fase de desaceleración que tiene componentes internos y externos.
En el plano externo estamos ante la presencia de una caída importante de la demanda mundial y un estancamiento de los procesos de integración regional que nos involucran. En el plano interno cada vez es más relevante la ausencia de un cambio estructural que tenga que ver con la diversificación productiva.

Lento pero crece
De acuerdo con la información proporcionada por el Banco Central al tercer trimestre de 2015, en términos generales el PBI creció apenas un 0,6% si se compara el tercer trimestre de 2015 con el tercero de 2014. Sin embargo, si comparamos el valor anual que suma el PBI en cada uno de dichos trimestres, resulta que el crecimiento económico así cuantificado fue de 1,9%. En el primer trimestre fue de 3,8%, en el segundo de 2,7%. Sin duda que se mantiene la desaceleración de la economía, pero no se puede hablar de crisis en la medida de que crezca en menor proporción. Se crece menos, pero se crece.
Si observamos esta situación a nivel sectorial, aquel 1,9% se explica por aumentos en las actividades primarias (agropecuaria, minería y pesca) del orden del 4,2%; la industria manufacturera 8,3%; transporte y comunicaciones 4,6%; actividades financieras 7,7%; entre otras. Pero hay sectores que decrecen su actividad, es el caso de la construcción (-3,8%), del comercio, restaurantes y hoteles (-3,2%), y del sector servicios de electricidad, gas y agua (-5,1%). Este último con una incidencia fundamental de las empresas públicas, dónde además de lo que afectó la sequía pasada, ya puede estar afectando el sesgo fiscal que se está imponiendo a la reinversión de utilidades en los entes estatales.
En un período más amplio, por ejemplo los diez años de gobierno frenteamplista, se da un récord de crecimiento acumulado del 60%. El aporte más importante estuvo a cargo del sector transporte y comunicaciones que en dicho período más que triplicó su valor, lo cual implicó que por sí solo explicara una quinta parte del crecimiento global señalado. Podríamos decir que el elemento de cambio estructural a este nivel sectorial lo constituyó este sector, que además duplicó su participación en el producto (de 8,3% en 2005 a 16,9% en 2014).
Los demás sectores descendieron en su importancia estructural, lo cual nos indica una diversificación productiva muy parcial. En particular nos preocupa el caso de la industria manufacturera, justamente por su potencial diversificador, que en 2005 constituía el 15% del PBI (ya de por sí bajo) y finalizando 2015 no alcanza el 13%.

Estructura y desarrollo
Una trayectoria fundamental de todo proceso de desarrollo económico tiene que ver con la presencia de cambio estructural, de una diversificación productiva que puede darse a través de la creación de nuevos sectores, del aumento de la importancia de sectores considerados estratégicos o de la diversificación al interior de los sectores.
Esta es una problemática compartida por los principales países con gobierno progresista en América Latina. En el cuadro 1 observamos como el grado de industrialización, esto es la participación porcentual de la industria manufacturera en el PBI, ha descendido en todos ellos y en el continente en su conjunto, entre los años 2005 y 2014.
 

La diferencia más importante entre un modelo de corto plazo y un modelo de largo plazo, que asociaríamos como cercano a un proceso de desarrollo económico, estriba en la presencia del cambio estructural. Nos preocupa que el cambio estructural en la órbita productiva está hoy ausente de la política económica. Esta se focaliza cada vez más en la dimensión y calidad de los equilibrios macroeconómicos, en particular la estabilidad de precios (al consumo, tipo de cambio, salarios) y la sustentabilidad fiscal orientada básicamente al perfil y nivel del endeudamiento público. Todo ello en el marco del cuidado del riesgo país y el buen clima de negocios para mantener el flujo de inversión extranjera directa en el país (1).
Todo este planteo define un modelo de corto plazo sin objetivos de cambio estructural, que tiene como consecuencia una pérdida de iniciativa para el rumbo del proceso de cambios en Uruguay. La iniciativa perdida la toman otros, por ejemplo la inversión extranjera que seguirá modelando nuestra inserción internacional en base al comercio de recursos naturales.
Claro que hay excepciones, como en toda regla. Los enormes avances que se han procesado en la matriz energética, han sido fruto de una política de orientación de la inversión privada extranjera hacia recursos estratégicos que son indispensables desarrollar. Ya mencionamos el desarrollo de las telecomunicaciones como un cambio estructural sin par, comandado por ANTEL. Ni que hablar si se encuentra petróleo. Pero estos son casos de apoyaturas irrenunciables para que el país productivo avance a la par que se defiende la soberanía.
Aquella ausencia del cambio estructural en la política económica actual, a nuestro juicio se ve corroborada cuando los ejemplos se ubican al interior del sector financiero y del sistema de seguridad social (2). La inclusión financiera había que hacerla y la defendimos. Pero un cambio estructural en el sector financiero sería incluir al Banco República dentro de los instrumentos de política económica, cumpliendo una efectiva función de banca de desarrollo. Sin tener que manejar ciertas normativas para que sus utilidades se reinviertan con un contenido social.
Bienvenida la reforma de la Caja Militar (¡al fin!), que reclamamos durante mucho tiempo, aunque se realice hoy ante urgencias presupuestales. Pero una reforma estructural del sistema sería que el Fondo de Ahorro Previsional (FAP) acumulado por las AFAPs, constituido en el mayor volumen de ahorro del país, se invirtiera en actividades productivas que aporten a modelar un futuro más sustentable para los trabajadores de hoy y pasivos mañana,

(1 y 2) Ver conferencia del MEF en ACDE, el 16.12.2015 (mef.gub.uy)

Publicado en: Diario La República