Lucía Topolansky  

Reflexiones sobre la situación de Uruguay en relación con la fibra óptica

10/09/2015

Intervención en sala de la senadora Lucía Topolansky sobre la situación de la fibra óptica en Uruguay.

Este parece ser un tema de tratamiento esencialmente técnico. Si bien es así, igual de cierto que constituye un pilar fundamental para nuestro país en su objetivo de mejorar la inclusión, y por tanto la calidad y extensión de la ciudadanía en el sentido de otorgar a los habitantes  las herramientas para el desarrollo personal, profesional,  educativo, laboral, técnico y de esparcimiento con mayor equidad.

Antes del despliegue de la infraestructura que hoy pone a Uruguay como líder regional y como referente mundial, la realidad de la red tecnológica nacional se basaba en sistemas con una importante limitación de capacidad física insalvable. Por su propia naturaleza, dicha tecnología tradicional no permite el adecuado desarrollo de las condiciones necesarias para satisfacer las crecientes necesidades de la cada vez mayor demanda de usuarios, empresas y del propio Estado que exige el presente y el futuro de la industria de la información.
En esto no hay dos opiniones, la tecnología de fibra óptica se consolidó en el mundo como la única autopista capaz de soportar este vertiginoso desarrollo. Incluso los notorios avances de los sistemas inalámbricos están limitados por el espectro radioeléctrico el cual es escaso y finito.

Nuestro país aparece en el radar mundial de la industria no por su tamaño, ni por la inversión que hizo, sino porque que somos ahora referencia por la calidad y por el liderazgo en el desarrollo de infraestructura y servicios de comunicaciones.
Cuando se invita a Antel a ser parte de uno de los emprendimientos más importantes de los últimos 50 años en el desarrollo de las telecomunicaciones de las Américas, para realizar  un sistema de fibra óptica submarina interconectando Uruguay en forma directa con el mundo, lo hacen como consecuencia del éxito de Antel en el despliegue de Fibra al Hogar en Uruguay.

Con este proyecto Uruguay pasa de importar Internet y pagar divisas por varias decenas de millones de dólares anuales, a ser propietario y exportador regional de conectividad e Internet.

No haber realizado el despliegue de Fibra al Hogar con la calidad y celeridad planificado por nuestros profesionales, supondría un enorme costo social, económico y estratégico para nuestro país, capaz de hipotecar el desarrollo de las generaciones presentes y futuras del Uruguay.

Estamos en una industria donde empresas del tamaño de varias veces el PBI de nuestro país, desaparecen en cuestión de meses. Donde las ventanas de oportunidades son coyunturales y duran algunas semanas, mientras que las amenazas son estructurales y crecen y se consolidan con el tiempo.

El liderazgo y ejecutividad profesional con sólido conocimiento actualizado de lo que ocurre y cambia en forma periódica en la industria local, regional y global; sumando a la planificación y desarrollo de un gran grupo de profesionales de Antel, permitieron que hoy contemos con más del 50% de los hogares uruguayos conectados a la misma calidad tecnológica que sus pares de Corea del Sur, Estados Unidos o Australia. Antel prevé continuar con la planificada conexión de Fibra al Hogar; que hoy tiene al 71% de los hogares conectados a sistemas de banda ancha fija; y se aspira a  culminar este período con el 100% conectados a sistemas de acceso de muy alta velocidad.

Dice la Cepal luego de un estudio de 2015 llamado “De la Internet del Consumo a la Internet de la Producción” —que enfoca el impacto en los patrones de crecimiento económico, la inclusión social y la sostenibilidad ambiental— que Uruguay, en América Latina, es el país más igualitario en el acceso a Internet.
El plan Universal Hogares, permite a toda la población acceder a un Giga de tráfico mensual sin costo mensual para aquellos que no contaban con plan de datos contratados. (ver gráfico)

 
En junio de 2012 y en Marzo 2015, Antel fue galardonada con el “Premio Carrier Fibra al Hogar” en América Latina por sus inversiones en fibra óptica para el acceso de esta tecnología de punta a todos los hogares del país y, en especial a las escuelas y liceos.

¿Qué significa en concreto para los habitantes de nuestro país contar con este avance?

Podemos describir el impacto que tiene su inicio en el plan Universal Hogares, sabiendo que estas cosas se deben medir y visualizar en períodos más extensos que la inmediatez temporal, en los siguientes puntos que por supuesto son apenas una enumeración que no se agota en sí misma:
Educación: brindando conectividad a gran velocidad en los Institutos de enseñanza y permitiendo videoconferencias, acceso a bibliotecas virtuales, contenidos educativos, interactividad, etcétera.

El vínculo de los jóvenes y adultos con los centros de estudio y los planes complementarios que se llevan a cabo, con la intervención del plan Ceibal primero y el plan Ibirapitá actualmente cubriendo en forma casi universal el acceso de la población a las nuevas tecnologías.

Formación de recursos humanos en las nuevas tecnologías: en el año 2011 se inició la capacitación para docentes de UTU, en UTEC y se desarrolló la tecnicatura sobre el tema; a través de este sistema se creó la red de investigadores uruguayos en el mundo.

Empleo: la fibra óptica constituye un aporte muy importante a la creación de empleo en la modalidad de teletrabajo, que tenía un freno en la capacidad de transmisión del cable y mecanismos convencionales.

Conexión con el mundo: acercando a las familias de la diáspora, conectando generaciones separadas por razones económicas o políticas. Reconstruyendo lazos con todo el significado que esto tiene para una población como la de Uruguay con un importante número de adultos mayores.

La relevancia de Uruguay en Tecnologías de la información es destacada en el último informe publicado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones de Naciones Unidas donde posiciona a Uruguay como líder absoluto en América Latina: “Uruguay es el país mejor clasificado de América Latina con un valor IDT de 6,32, muy superior a las medias de la región (4,86) y de los países en desarrollo (3,84). El país en desarrollo más poblado de la región, Brasil (5,50), también se sitúa por encima de las medias correspondientes a la región y a los países en desarrollo.” (fuente UIT)
INDICE DESARROLLO TICs – IDT (UIT – ONU)

Uruguay está geográficamente muy alejado de los principales mercados y centros mundiales de desarrollo económico. Estas distancias y barreras tradicionales desaparecen al poner a disposición de empresarios, trabajadores y estudiantes, las tecnologías y herramientas que permiten a nuestros jóvenes optar por trabajar desde nuestro país para el mundo.

Así como el despliegue de las redes de energía eléctrica de principios del siglo XX permitió el desarrollo industrial de Uruguay, hoy nuevamente nuestro país se posiciona en tecnologías de vanguardia permitiendo construir sobre una infraestructura de comunicaciones sólida y sin límites de crecimiento futuro, la industria del conocimiento del siglo XXI.