Lucía Topolansky  

Topolansky evocó a Artigas y su Reglamento de Tierras

09/09/2015

La senadora frenteamplista del Espacio 609 Lucía Topolansky recordó el valor histórico del Reglamento de Tierras de 1815 y destacó la talla de gobernante del general José Artigas, impulsor de aquella revolucionaria política de poblamiento del territorio y desarrollo social y económico.

Las palabras de Topolansky fueron pronunciadas en el marco del homenaje recordatorio del Reglamento de Tierras realizado este miércoles 9 de setiembre por el Senado de la República, instancia en la que también se expresaron otros legisladores de los partidos representados en la Cámara alta del Poder Legislativo.

La senadora de la 609 citó a los historiadores José Pedro Barrán y Benjamín Nahum para indicar que el Reglamento de Tierras de 1815 implicó la “conciencia de poblar la campaña, defender la frontera, repartir la tierra e intentar terminar con el ausentismo” en los predios rurales.

Según esos autores, ponderó la legisladora del Frente Amplio, el Reglamento artiguista se distinguió por “un matiz socioeconómico más que meramente político, porque aunque está determinado por la política es un instrumento para liquidar la oposición del grupo desafecto, debilitándolo económicamente”.

Leyendo aquel texto, los uruguayos de hoy tienen la posibilidad de “rastrear en la historia una preocupación de los orientales por el arreglo de los campos, y también hay pensamientos de la época, que no era conectada y globalizada como la de hoy, pero llegaban las ideas a través del océano, de distintos lados”.

En esa dirección, puntualizó la dirigente del Movimiento de Participación Popular, “es probable -dicen algunos autores- que Artigas hubiera escuchado algunas cosas como la que decía Saint-Just en la Asamblea de la Revolución Francesa: ´Si vosotros dais la tierra a todos los infelices, si despojáis a los infames, reconoceré que habéis hecho una revolución´”.

Sin embargo, se trata de un cuerpo normativo para “leer en el contexto de la época y no con la cabeza del siglo XXI”, precisó, ejemplificando a continuación: “Hay una carta de Artigas al Cabildo de Montevideo, del 2 de mayo de 1815, preocupado por la situación desastrosa de la Banda Oriental en el momento que empezaba este proceso: ´Los males de la guerra –decía- han sido trascendentales a todos, los talleres han quedado abandonados, los pueblos sin comercio, las haciendas de campo destruidas, y todo el país arruinado. Yo ansío, con el mayor ardor, verlo revivir, y sentiría mucho cualquier medida que en la actualidad ocasione el atraso´”.

Pero, más allá de las circunstancias puntuales relacionadas con los conflictos políticos y militares que entonces tenían lugar en el territorio del futuro Uruguay, Artigas “ya estaba preocupado” por la gestación de una iniciativa orientada a construir una sociedad políticamente organizada. “Así que no es casual que el arreglo de los campos, como se llamaba a toda esta problemática en esa época, viniera presidido no solo por el pensamiento de otros que también vivían en estas tierras sino también de la necesidad imperiosa de ir consolidando un proyecto, y eso es lo que hace en realidad este Reglamento”, valoró la legisladora.

A lo largo del texto “es interesante ver cómo desarrolla, cómo se conceptualiza esta propuesta de Artigas”, en la cual “el primer punto da facultades a los alcaldes provinciales para distribuir terrenos y velar sobre la tranquilidad del vecindario”, graficó, señalando que esas “eran dos cosas que importaban: asentar a la gente en la tierra, hacerla productiva, fomentar el desarrollo, y dar tranquilidad” para el desenvolvimiento de ese proceso.

Topolansky evocó especialmente a un protagonista de la época elegido por Artigas “para llevar adelante la ejecución de estas medidas: queremos traer hoy a la memoria la figura de uno de los más fieles subtenientes de Artigas, que tuvo que ver con el Reglamento de Tierras, que fue Francisco Encarnación Benítez, encargado del reparto de tierras en la zona de Colonia y Soriano fundamentalmente, y desaparecido después, no sabemos cómo murió, desaparecido en las lucha posteriores”, homenajeó la senadora.