Ivonne Passada  

Passada recordó golpe en Chile y homenajeó a Allende

11/09/2015

uando este viernes 11 de setiembre se cumplen 42 años del golpe de Estado fascista perpetrado en Chile bajo liderazgo militar contra el gobierno constitucional de la Unidad Popular conducido por el presidente socialista Salvador Allende, la senadora frenteamplista del Espacio 609 Ivonne Passada recordó la necesidad de cultivar la memoria de los procesos históricos en América Latina.

 Passada reflexionó sobre aquellos acontecimientos de 1973, dramáticos para Chile y Latinoamérica toda, mediante una intervención en el Parlamento y relacionando el tema con la iniciativa “A 30 años más Democracia”, impulsada por las presidencias de la Cámara de Representantes y el Senado para promover en la sociedad uruguaya el debate y el pensamiento en torno al valor y el significado de la democracia.

“Es precisamente en la plenitud de la democracia que nunca debemos olvidar los procesos históricos, trágicos, que ocurrieran en América Latina”, indicó la legisladora frenteamplista, rememorando a continuación que “el 11 de setiembre de 1973, las Fuerzas Armadas y los Carabineros de Chile ejecutan el golpe de Estado al gobierno de izquierda de la Unidad Popular y al presidente constitucional, el socialista Salvador Allende, elegido democráticamente por su pueblo”.

Luego ponderó la popularidad, simpatía y admiración que “El Chicho” había cosechado en vastos sectores de la sociedad chilena a lo largo de su extensa trayectoria social, política y profesional. “Hablar de la figura de Allende es colocar su pensamiento junto a la política, donde estuvo siempre nutrida de las emociones y preocupaciones de la gente y dirigida a la satisfacción de éstas en pro del bienestar humano. Obreros, campesinos, dueñas de casa, mapuches se congregaban en las ciudades del sur para escuchar a quien era presentado como el ´único personero que había levantado un programa democrático y nacional en el que se contemplan las más sentidas reivindicaciones del pueblo y de la masa trabajadora´”, evocó Passada.

La dirigente del Movimiento de Participación Popular homenajeó al médico socialista señalando que “Allende se sentía tocado, emocionalmente, por la confianza de la gente sencilla. Se conmovía por la marcha de los obreros del carbón junto a sus mujeres y niños en Lebu, y por las concentraciones en los campos, a las que asistían campesinos y obreros que caminaban varias decenas de kilómetros para escucharlo, porque sabían que ellos también eran escuchados”.

En ese sentido, recordó, “uno de los momentos más emocionantes para Allende era la gente humilde, los maestros, los trabajadores y especialmente los campesinos, que ponían en manos del presidente los memoriales que contenían las necesidades más urgentes de las localidades, demostrando de este modo que depositaban su confianza en él, tema que lo llevó a cumplir con esas solicitudes, hasta dando su vida por las causas de su pueblo”.

Se trató, además, del “primer presidente de izquierda en América que accedió a través de elecciones generales democráticas”. Sin embargo, puntualizó, “las maniobras golpistas se dieron incluso antes de las elecciones del año 70, con el apoyo de los Estados Unidos financiando y apoyando activamente la realización del golpe, y autorizando acciones como el asesinato del General constitucionalista René Schneider y el llamado ´Tanquetazo´, una sublevación militar allá por un 29 de junio de 1973, apenas unos meses antes del golpe”.

Finalmente, apuntó la senadora del Frente Amplio, “a estas acciones se suma Augusto Pinochet, comandante en jefe del Ejército” y líder político-militar del golpe y el posterior proceso contrarrevolucionario basado en el terrorismo de Estado que se extendió hasta inicios de 1990.