Mauro Mego  

Gabinete Abierto

13/09/2015

El tercer Gobierno Frenteamplista de Rocha no ha descansado desde su instalación. Porque aun cuando se vea desde otros sitios una aparente “facilidad” luego de diez años de recuperación del departamento de la mano de nuestra fuerza política, la tarea de un tercer gobierno de sesgo progresista debe siempre ser removedora de elementos para que comiencen a surgir otros nuevos.
Es así que sobre la base de lo construido, este gobierno liderado por el intendente Aníbal Pereyra tiene también su propia impronta en el marco de nuestro Programa Único de Gobierno, que más que un programa es un compromiso sellado con nuestro pueblo.
Una de las definiciones estratégicas de este nuevo gobierno ha sido -plasmado también en el programa del Frente Amplio- la descentralización. Este concepto con mucha buena prensa no debe quedarse en eso sino plasmarse en realidades concretas, no solo en lo referente a quitar de un centro las decisiones y el poder, y ampliarlo a todo el territorio, sino en el marco de abrir canales de comunicación con la sociedad organizada.
Nosotros concebimos que sea este mecanismo -la organización de la gente- un elemento central en la construcción de un departamento mejor. Ello implica también, y en el marco de la sana discrepancia, estar en tensión permanente con dicha sociedad, porque el conflicto y la tensión son parte constitutiva de una sociedad que avanza y cambia.
El gobierno no visualiza sus decisiones como imposiciones pero tampoco las observa como la cesión permanente ante reclamos constituidos. Gobernar es administrar también esas tensiones e intentar conciliar diversos y complejos intereses en una propuesta coherente de acciones cuyo beneficiario sea siempre el pueblo en general con especial previsión de cuidar, proteger y promover a las grandes mayorías.
Así el Estado es concebido como garante y guardián de lo público, interventor permanente en los asuntos que no deben ser librados ni al azar ni a la voracidad del mercado. En ese complejo arte de administrar un Estado capitalista se inserta la descentralización.
Para ello fue clave el diagnóstico. Si bien el Frente Amplio ha sido la única fuerza política que ha llevado a la praxis las experiencias descentralizadoras en este país con rigor legal, esta aún camina con lentitud. Se mezclan en las experiencias de los nóveles municipios muchas cosas: las expectativas sobre “lo nuevo”, los viejos “nervios” caudillescos de nuestra cultura, la realidad de la infraestructura en los territorios, etc. En Rocha, el gobierno ha creado por primera vez una Unidad de Descentralización cuyo objetivo es acompañar, apoyar y promover el proceso descentralizador estrechando los vínculos en un triángulo clave para el desarrollo democrático: gobierno central - municipios - sociedad civil.
A esto debemos sumarle algo que será el dogma de estos cinco años: quienes estamos ocasionalmente en lugares de representación somos, ante todo militantes y nuestro lugar le pertenece a la fuerza política que aquí nos puso, metida dentro de nuestro pueblo todo y a ellos nos debemos cotidianamente. De modo que deberemos -y así lo ha repetido Aníbal Pereyra- apegarnos a la práctica permanente de estar en contacto con la realidad concreta y cotidiana.
En esta línea se insertan los “Gabinetes Abiertos” que llevará adelante el gobierno de Rocha. Días pasados se hizo el primero de ellos, trasladando el equipo entero de gobierno a La Paloma en donde se interactuó durante todo el día con el Municipio en principio y con la sociedad civil organizada posteriormente, generándose en la práctica una novedad para Rocha: un gobierno de cercanías, palpable, en donde vecinos y vecinas hicieron respetuosamente sus planteos, en donde se tejieron fuertes decisiones futuras con el Municipio local y donde, sobre todo, se renovó el compromiso con la descentralización.
Así vendrán más de estos eventos, porque aquellas cosas que planteamos en la campaña tenían detrás equipos de compañeros y compañeras pensando y dándole viabilidad a cada una de las decisiones futuras. Pero además, ante todo, eran verdaderos compromisos, y fieles a ese estilo el gobierno ha comenzado paciente y responsablemente a cumplir con ellos, como es el caso de este vínculo estrecho con todo el departamento.
Este primer Gabinete Abierto en La Paloma tuvo en su seno varios anuncios importantes para la región: mejora de accesos a los balnearios -en el marco de las mejoras que se vienen haciendo en Ruta 10 por el gobierno nacional-, zona unificada para camping, nueva licitación para la antigua zona de boliches bailables, el apoyo efectivo de la Intendencia a las inversiones que la Dirección Nacional de Hidrografía realiza en la terminal portuaria de La Paloma, así como la cesión en comodato a ASSE y al Ministerio del Interior de un inmueble que será dividido para la instalación de una policlínica y una subcomisaría en La Pedrera. Fueron algunos de los planteos realizados. Este mecanismo otorga claridad al gobierno para asignar recursos y adaptar su presupuesto en función de las necesidades reales.