Orquídea Minetti  

Seguir profundizando los cambios

30/07/2015

Defender el trabajo de los uruguayos y distribuir en forma equitativa la riqueza generada en el país son los temas fundamentales, y probablemente los que generan más inquietud a nivel de toda la sociedad, en momentos que estamos ante un nuevo Presupuesto para el próximo quinquenio. Lo real lo han constatado los números y lo lanzaron las consultoras: el país sigue en crecimiento, tal vez con una desaceleración, pero creciendo. Hay algún tema coyuntural como la sequía que golpea el sur del país, que afecta principalmente al sector lechero y agrícola ganadero, pero para el que se están tomando ya medidas de apoyo. La oposición, no obstante, critica y critica, augura tremendas crisis, aseguran que ellos harían una mejor gestión, en fin, que nunca han visto peores gobiernos que los del Frente Amplio. Claro está que a ellos no se les ha caído una idea de cómo contribuir a mejorar el trabajo de los uruguayos. Si es con respecto a las empresas públicas, mejor no invertir en ellas, pues es dinero de todos y se reciente nuestro bolsillo; si son las empresas recuperadas, no van a marchar, porque esas ideas socialistas no son propias de nuestra cultura. Así es muy difícil. ¿Qué país quiere la oposición? ¿Tal vez quieran que haya poco trabajo? Así sobra la mano de obra y vale menos; esa es la mejor forma de pagar sueldos de hambre, por las dudas que comience la crisis, las empresas pueden acumular en el “rubro imprevisto”. Indudablemente, que lo que no quiere la oposición son los cambios, que todo siga como antes. ¿Por qué? ¿Qué planteamos desde el gobierno cuando decimos distribuir mejor la riqueza? Lo que estamos diciendo, es que los niveles de explotación bajen, es que la riqueza generada por los trabajadores, tenga más retorno hacia ellos. Y por supuesto, esto es en lo que está en desacuerdo la oposición y disfrazan esos reales motivos de avaricia hablando de gestión El pueblo debe saberlo, estamos en el gobierno, no quiere decir esto que tengamos el poder para hacer lo que nuestra visión como fuerza política quiera. Todo es negociación, no obstante lo que debe quedar claro, es que este gobierno de izquierda luchará para seguir profundizando los cambios, hacia una sociedad más justa, más solidaria, tratando de abolir la explotación del hombre por el hombre. Hoy estamos en democracia, y nuestra fuerza está en decir lo que pensamos con claridad, porque los cambios sociales vienen de la mano de los cambios mentales y estos son el resultado de las condiciones materiales de la realidad. Por lo tanto, profundizar los cambios hacia la izquierda es una necesidad de la lucha que históricamente ha llevado adelante el Frente Amplio, en pos de esa sociedad más justas a la que aspiramos.