Charles Carrera  

Orientales contra Orientales, nunca más!!

Viernes, Enero 12, 2018

Por estos días, escuchamos -de algunos sectores del campo- una serie de reclamos y amenazas que son inaceptables! Cuestionamientos al Ejecutivo Nacional, que no podemos admitir de ninguna manera. Intolerancia! Críticas! Todo un cúmulo de reproches sin reconocer el virtuoso proceso de transformación que se ha desarrollado en este país desde el año 2005 hasta hoy.

Es comprensible la preocupación de algunos sectores del agro, ante la desaceleración del fuerte crecimiento experimentado en los últimos años, producto de la baja de los precios internacionales. Pero ello, no habilita a desconocer la profunda transformación vivida en el sector, superando etapas anteriores al año 2005 donde el sector era inviable por el alto endeudamiento que padecía.

Es inaceptable que amenacen paralizar el país! Así como es inaceptable, que agentes del mundo agrario hayan realizado manifestaciones muy críticas en medios de circulación nacional, sin reconocer los avances producidos en este tiempo.

En estos años de administración frenteamplista, se viene ejecutando un plan de acción con un desarrollo estratégico, que busca fomentar el trabajo y el Desarrollo Nacional.

El país viene creciendo económicamente, aplicando una política económica responsable. Recuperamos el grado inversor; se distribuye mejor la renta; el Uruguay es otro. Negarlo es ir en contra de toda lógica y sentido común. Es ir en contra de la misma realidad!

La economía uruguaya en cifras

Si analizamos las Cuentas Nacionales, el PBI corriente de nuestro país, está por encima de los 57.000 millones de dólares. En la última década,  2005 – 2015, nuestro país experimentó un ritmo de crecimiento económico muy fuerte, logrando tasas anuales de incremento del PBI del 6% (entre 2005 – 2009), y del 5 % (entre 2009 – 2014). Este dinamismo de la economía se explicó -básicamente-  por dos factores: 1) el sector exportador -soja, celulosa, a precios internacionales muy favorables, el complejo cárnico, venta de servicios, turismo, etc- y, 2) por el sostenido aumento del consumo de las familias, en base a la recuperación de los salarios por encima de la inflación.

En los últimos años, hay un nuevo factor muy importante que está incidiendo en el crecimiento de la economía y es la actividad económica estatal, expresada en la producción de servicios de telecomunicaciones (ANTEL) y en la oferta ampliada y sustentable de energía (UTE)

Luego de esta primera década, se produjo una desaceleración del crecimiento de la economía, que en este 2017 recuperó la senda de crecimiento que según los pronósticos de las consultoras privadas tiende a superar el 3%, lo que desmiente las versiones apocalípticas del fin del “ciclo económico progresista”. Lamentablemente, los precios internacionales han bajado, pero no se puede decir que no se está haciendo nada.

Durante la administración frenteamplista, también dimos señales de diversificación productiva y de mercados. Se trabajó, en base a instrumentos jurídicos anteriores con nueva reglamentación. Basta mencionar un único ejemplo: decreto 455/007, reglamentario de la Ley 16.906. Con ese instrumento logramos captar un flujo de inversión extranjera nunca antes visto en este rincón del sur americano. En la década 2005 – 2015, el país obtuvo una tasa de inversión extranjera directa (IED), superior al 5% del PIB. Es decir, Uruguay, en medio de un contexto internacional complejo y desfavorable, mantuvo un crecimiento superior al 4% del PIB.  “Se pudo crecer en el mercado interno y a nivel internacional al mismo tiempo”.

Y si hablamos de diversificación de la matriz productiva, debemos señalar el fuerte impacto transformador que vivió el Uruguay. Un estudio de Uruguay XXI, señaló que en la década del 90, el 50% de las exportaciones uruguayas se componían de carne, cuero y textiles, mientras que sólo el 13% era venta de servicios. En el año 2013, los servicios -incluido el turismo- representaban el 26% de las exportaciones, y la agricultura, (impactada por el cultivo de soja) representaba el 20%. La llegada de las inversiones de UPM – MONTES DEL PLATA, han llevado a que las exportaciones del complejo forestal (celulosa) representen el 17% del total de exportaciones del país. A lo que se suman otros productos genuinos de innovación como la exportación de software, entre otros. En el Uruguay cambió la matriz productiva, aunque el reinado exportador de la carne sigue intacto y nadie deja de reconocerle su importancia. Al término de esta temporada, se deberá analizar -también- el impacto del turismo en las cuentas nacionales, todo indica que serán cifras históricas!

Nuevos mercados

Se trabajó y se trabaja muchísimo en la diversificación de los mercados; para afianzar un modelo de país productivo con mayor valor agregado nacional, fue indispensable aplicar un modelo de política exterior con los pies puestos en América Latina y la mirada en el mundo. Se abrieron nuevos mercados para la carne y sus derivados. Si analizamos los dos períodos anteriores, exportamos más productos a cada vez más mercados.  Año tras año se batieron récords de exportación. Las exportaciones para el período 2004 a 2013 se quintuplicaron, y considerando el período 2009 a 2013 se duplicaron. En términos absolutos, el Uruguay pasó de exportar por valor de US$ 2.900 millones  en 2004, a U$S 5.400 millones en 2009 y superó los US$ 9.155 millones en 2013.

Agro uruguayo

El sector agropecuario representa un 8% del PBI de Uruguay. Si se considera la incidencia combinada del sector primario junto con los procesos agroindustriales, el porcentaje asciende al 24%.

Las exportaciones uruguayas totalizaron US$ 8.967 millones en 2015. Este año fue un año récord en carne bovina exportada: 223.000 toneladas de carne congelada y 39.000 toneladas de carne enfriada. Los principales destinos para la carne uruguaya fueron China y Estados Unidos.

La carne bovina y la celulosa fueron los principales productos exportados en estos últimos años. El incremento de la exportación de celulosa se debe al comienzo de producción de la planta de Montes del Plata en junio de 2014 y al funcionamiento de dos plantas de celulosa durante todo 2015. Mientras tanto, la soja como los productos del sector lácteo, tuvieron caídas de los precios a nivel internacional a partir del año 2015.

Pero también hay responsabilidad del empresario – productor. No puede jugarse sólo a producir un producto, que es lo más rentable por los precios internacionales. En una economía abierta, se debe analizar, diversificar y producir otros productos, sino veamos el ejemplo de CONAPROLE, que es una empresa nacional exitosa, entre otras!

Estos datos, que son de una coyuntura internacional desfavorable, para nada nos remonta a aquel 2002 – 2003 – 2004, donde el sector agropecuario era rehén del sector financiero, fomentado por el modelo de ser plaza financiera  de Lacalle  - Posadas!

La Institucionalidad

En estos días, las protestas se hicieron sentir por las redes sociales, y rápidamente se viralizaron. Un reclamo donde la amenaza y el tono destemplado marcaron el ritmo desde el principio.

En cuanto a la amenaza de cortes, no puede dudarse en aplicar el Decreto del 20 de marzo de 2017. Esta es una norma que le brinda al  Poder Ejecutivo una herramienta adecuada, que lo que hace es reglamentar los cometidos establecidos en la Ley Orgánica Policial y la Ley de Procedimiento Policial, las cuales atribuyeron nuevos cometidos y funciones a la Policía Nacional. Asimismo, la Ley Nacional de Seguridad Vial y Tránsito consagró el principio de libertad de tránsito, estableciendo -a texto expreso- que “el tránsito y la permanencia de personas y vehículos en el territorio nacional son libres, con las excepciones que establezca la ley por motivos de interés general”.

No puede permitirse que se lleven adelante cortes que buscan paralizar el sur del país y afectar a más de 2.000.000 de personas. Dialogo sí, en base a preocupaciones que pueden ser genuinas! Amenazas de cortes que afectarán a la gran mayoría de los uruguayos, no!

No es posible fundar los reclamos en una contraposición de uruguayos contra uruguayos, de orientales contra orientales, por el simple hecho de pensar diferente. Porque de eso se trata, al final de cuentas, de llegar al mejor destino para todos los orientales -sin importar a quien voten- pero haciéndolo conforme a lo que los propios uruguayos decidieron en las urnas mandatando a su elegido para dirigir los destinos del país.

Se podrá no estar de acuerdo con los “atajos” que cada Gobierno aplica para llegar a destino, pero los datos son contundentes y en esta década y media de gobierno frenteamplista no hay dos opiniones al pasar raya. Así lo reconocen operadores internacionales que califican a Uruguay en forma positiva y así lo demuestran los inversores internacionales que lo siguen eligiendo para sus negocios.

Por último, de corazón espero que exista una preocupación fundada de algunos sectores agropecuarios, y no sea una movida política que busca desestabilizar y tapar que el ciclo económico progresista uruguayo sigue en crecimiento! Ocultar una temporada turística espectacular para nuestro país! Lo digo de corazón, ya que vi manifestaciones políticas de referentes de la oposición que no repudian las amenazas vertidas, afectando la cadena de distribución de productos de primera necesidad. En momentos en que el mercado se multiplica exponencialmente con el turismo, que algunos realicen estás amenazas no solo me resulta poco inteligente sino, también, absolutamente irresponsable y repudiable.

                                                                               Dr. Charles Carrera Leal
                                                                           Senador de la República FA -  MPP