Ivonne Passada  

Frente Amplio: Presidencia y actualización ideológica

18/01/2016

Durante los próximos meses de este nuevo año tendremos dos hechos importantes en relación al Frente Amplio: por un lado la elección de la Presidencia de la fuerza política y de todos los órganos de la estructura de la misma a nivel nacional; y el Congreso, donde estará sobre la mesa un tema que ya se viene trabajando, como lo es la actualización ideológica.

En un proceso de gobierno frenteamplista que ya lleva más de diez años nos obliga a colocar una mirada muy fuerte en la fuerza política. Desde la primera victoria en una elección nacional, en octubre 2004, hasta la fecha, algunas veces no valoramos que fue y sigue siendo un punto de inflexión frente a las políticas neo y conservadoras que tuvo el país con y sin alternancia por parte de los partidos tradicionales blanco y colorados y los aliados circunstanciales que han tenido.

Algunos detractores intentan colocar en la agenda diaria que hay dos gobiernos del Frente Amplio, como estrategia para colocarnos en un enfrentamiento interno. Son los mismos que se niegan a ver los avances en el tiempo que nuestro gobierno colocó en esos períodos. En la primera administración se atendió la emergencia social, era impostergable atender ese llamado a la vida, teníamos más de 150.000 personas en estado indigente, y un endeudamiento per cápita que era el más alto del mundo, nacían nuestros hijos ya con deuda externa debajo del brazo. En el segundo gobierno se continuó con las líneas de trabajo ampliando las capacidades productivas del país, y el desarrollo técnico como la matriz energética e innovación tecnológica, para insertarnos en el contexto internacional, se impulsaron grandes debates nacionales de participación, y se insertaron en la sociedad procesos de cambios culturales, se ampliaron los derechos y se gozan en su uso.

Nada es posible y nada se sostiene si una fuerza política no está detrás de estos hechos que cambiaron la historia de nuestro país, a veces los olvidamos a veces no recordamos todo lo que caminamos para llegar hasta aquí, dejamos vidas y perdimos muchas veces nuestros sueños.

Pensar solo que vamos a elegir un presidente o presidenta del Frente Amplio y que las cosas van a cambiar mágicamente, es un gran error. Hoy precisamos modernizar nuestro partido político, colocarlo como una referencia histórica en el marco nacional e internacional, vincular el Frente Amplio a los problemas diarios de nuestra gente: la educación, la salud, la economía, el trabajo. Precisamos una fuerza política que pueda capitanear el barco, que se ponga al frente de los temas del país, que los reconozca. Necesitamos una fuerza política que esté presente y recorra todo el territorio nacional, como un espacio que nos es privilegiado ya que es allí donde se producen los cambios que se están dando en estos años.

Coalición y movimiento son los pilares del Frente Amplio, lo sostienen y lo colocan en el centro de las necesidades históricas que atravesará nuestra fuerza política en estos años. Solo alcanza con levantar la vista y ver qué sucede a nuestro alrededor con nuestros vecinos. Sabemos que las comparaciones no siempre son necesariamente buenas, pero nos sirven de ejemplo para algunos momentos complejos que nos han tocado y nos tocarán vivir.

Somos partidarios de promover los valores frenteamplistas basados en la libertad, la justicia y la igualdad, como ya lo discutimos en su oportunidad, y constan en las bases programáticas del 2015 - 2020.

El momento nos llama y nos congrega a consolidar, en una sociedad que está en construcción permanente, el tener valores relevantes, ya que ese es el fin de cualquier organización social o política, y no podemos perder la esencia de nuestro pasado.

Tenemos que mejorar sustancialmente nuestros canales de diálogo, tanto hacia el exterior como al interior. Entendemos que esto es fundamental en el momento de acumular fuerzas. Debemos ver seriamente la atomización que tiene actualmente nuestra fuerza política, tema que no dudo será de debate en el próximo congreso. Debemos ser más cuidadosos en el momento de la conformación de bloques, ya que los mismos muchas veces llevan a la fuerte presencia de liderazgos que da lugar a falsas posiciones de poder, cuando hemos aprendido que el Frente Amplio es un gran bloque que puede de alguna manera u otra obstaculizar la vida propia que debe tener como Partido.

Estaremos atentos para buscar las mejores formas de organización, de comunicación y de presencia permanente en el territorio. La derecha camina por todo el país contando con el apoyo de la mayoría de los grandes medios de comunicación. Nosotros contamos con el mejor plan estratégico, con planes para políticas trasversales para la igualdad, promovemos una necesaria transformación democrática del Estado y de todos sus organismos.

No debemos olvidar que crecimos a pasos agigantados como país, con un Estado dormido durante 200 años. Por lo tanto esa polea cuesta arrancar, pero nos debemos discusiones francas para mejorar la realidad, aportando nuestro máximo esfuerzo para que no se transforme en escenarios de confrontaciones fratricidas.

Contamos con análisis claros, con propuestas económicas y sociales para un país económicamente sustentable y productivo, estamos en pleno desarrollo con distribución, pero aún nos falta más dialogo y presencia con las organizaciones sociales, ya que estas que son el motor de los cambios de nuestra sociedad. Es difícil el proceso, no es sencillo, pero cuando más complejo sea debemos promover más diálogo, más presencia del Frente Amplio, más presencia de nuestros actores sociales y políticos.

Pensemos un Frente Amplio de construcción colectiva, de renovación con convicción, con objetivos claros, porque el plan ya lo tenemos, lo creamos entre todos, nos falta colocar la actualización ideológica, el proceso histórico internacional que estamos viviendo, después veremos los nombres, ojalá sean muchos, y que lleguen los que los frenteamplistas quieren. Pero no olvidemos que precisamos patear el tablero, caminar el territorio, poner oído, crear la mística nuevamente, porque nos queda mucho por hacer, y solo el Frente Amplio es capaz de hacerlo.

 

Senadora Ivonne Passada.

Publicado en: Diario La República.