Sebastián Sabini  

Líber Falco

17/05/2017

Las palabras que siguen esta introducción corresponden a un ayuda-memoria, suerte de guión que solemos utilizar  a los efectos de intervenir en Cámara. Vale aclarar que, pocas veces o ninguna es leído textualmente. Sin embargo encontramos en el motivo de dicho escrito; la designación del liceo 26 de Montevideo con el nombre del poeta  Líber Falco, la excusa para compartir este escueto y sentido trabajo que nos acerca un poco a la figura de un gran ser humano y  también de manera indirecta, pero no menos emotiva a  la resistencia por parte de la comunidad educativa del barrio Jacinto Vera a través de varias generaciones con la consigna; Líber Falco Ya!

 

Sin ánimo de repetir demasiado lo que aquí se ha dicho por la miembro preopinante, Nos parece necesario señalar algunos aspectos de la vida y la obra de este poeta, así  como su importancia tanto para la cultura uruguaya como para el sistema educativo, reparando también en el peso significativo que tiene este nombre para una institución educativa.

Consultamos algunos ejemplares con los que cuenta la Biblioteca del Poder Legislativo como el libro Imagen Crítica, una compilación de textos sobre Falco, reunidos por Sergio Arturo Visca (1), donde figuran artículos de autores que conocieron y valoraron el trabajo de este poeta. Líber Falco y otros ensayos de Mario Arregui es otra de las fuentes que consultamos (2). Sumado a esto realizamos por supuesto búsquedas por internet donde se pueden encontrar poemas de Falco musicalizados por los Olimareños, Abel García y el grupo Universo, Jorge Lazaroff, y por supuesto el tema de Daniel Viglietti que canta:

Yo nací en Jacinto Vera.
Que barrio Jacinto Vera.
Ranchos de lata por fuera
y por dentro de madera (3).

Tanto Visca cómo Arregui formaron parte de esa generación del 30 que aquí se mencionaba, compartieron cafés, boliches y salas de redacción con el poeta, recorridas nocturnas por calles de Montevideo así como sus días finales.

A quienes estén  interesados en conocer más sobre Líber Falco recomendamos leer ambos trabajos en papel (mencionados más arriba) porque en ellos late el recuerdo de la amistad y la admiración, por quien es hoy, sin duda uno de los escritores más connotados de la literatura nacional. Al mismo tiempo recogen valoraciones de la obra del autor, para nada exentas de rigor crítico.

“Un hombre bueno”, así lo recuerda Mario Arregui en las primeras líneas que dedica a la persona y a la obra de Líber Falco en el artículo que escribió para Marcha en noviembre de 1955 a pocos de días de su fallecimiento; titulado Imagen del amigo (4), con el propósito de resaltar la personalidad y la obra del autor de Cometas sobre los Muros, Equis Andacalles, Días y noches, Tiempo y Tiempo. 

De origen humilde,hijo de un panadero, él mismo tuvo un negocio de panadería. Andersen Banchero lo recuerda con los codos sobre el mostrador, leyendo “ Sombras sobre la tierra”  de Paco Espínola. Apartándose de esta actividad cada vez que entraba algún cliente.Aquel negocio fue vendido, por 300 pesos, para costear la primera edición de Cometas sobre los muros (5).

Aseguran que fue siempre pobre y nunca tuvo intenciones de dejar de serlo. Arregui da a entender que valoraba mucho más el tiempo para trabajar en sus versos que, el anhelo de riquezas. Está convencido de que no le importaba en lo más mínimo (6). 

Liber Falco fue un poeta y como tal vivía a consecuencia de ello. “ Humilde y fiel a sí mismo como supo ser, vivió en consecuencia, poéticamente, cumpliéndose- o cumpliendo con los otros, no más de un modo casi misterioso y como una planta en los versos que de cuando en cuando escribía-- depositaba, sería mejor decir-- sobre un papel ”. (7)

El mismo Mario Arregui nos relata : “ Recuerdo su altillo (....) se accedía a él por una escuálida escalera exterior, iluminado por una pequeña ventana. El mobiliario se componía de una mesa y un par de sillas más un estante con libros cerca del cual, clavado en la pared lucía el retrato de un hombre de frente alta y barba negra: Rafael Barrett .” (8)

Es elocuente la imagen que nos aporta Arregui del gabinete del poeta.El particular énfasis que pone en el cuadro de Barret, el conocido escritor y militante anarquista que llegó desde España y vivió en Paraguay y Uruguay.

Hablando de sus opciones políticas, el mismo autor nos cuenta que Falco fue anarquista en su juventud, y le llama un “anarquismo celeste” a la ideología que profesaba. Aludiendo a sus lecturas de Tolstoi agrega que este era un anarquismo con literatura, con cristianismo a la “rusa”, con “bondadismo” y a pesar de haber sido despojado de dichos sueños nunca abandonó su adhesión innegociable con las causas del pueblo y los desposeídos (9).

Alfredo Gravina nos dice en su artículo : “Era un hombre amante del progreso y de la justicia, sinceramente convencido del poder de los hombres para doblegar, en el futuro las fuerzas del odio y la mentira, del atraso y la miseria. Tenía fe. Es claro que le dolían las cosas malas de la vida. Pero tenía fe, y esa fe ha quedado en su poesía.”(10)

También hay que resaltar  el compromiso político de Falco en su momento con la República Española y en contra del fascismo que se refleja en sus versos del 38.
Como en el Poema “ Nuestra España” (11) que dice:

Ahí yacen y esperan debajo de la tierra,
muertos que por la noche escuchan una estrella.
Mas, son millones los astros y en el silencio ruedan.
Son millones los muertos y en el silencio esperan.

Pero además construyendo desde su poesía un mundo compuesto al igual que el mundo que rodea al poema de cosas humildes y sencillas. “Suburbios; ranchos de los arrabales; las calles de Montevideo; cercos de cinacinas; bañeras solas, abandonadas, entrevistas desde un ferrocarril que escupe un humo negro; coros de gallos conjugando su canto con el de las campanas de una amanecer” (12) forman parte de sus escenarios y crean los ambientes de su poesía.

Este estilo que lo define puede apreciarse en la elección de  sus temas, en su forma particular de meditar sobre aspectos  profundos  de la vida con palabras sencillas:

Perdona, pero tu no sabes.
¿Sabes lo que es estar solo ,solo,
volver a casa las dos de la mañana ,
mojar un pan mohoso,triste y duro, roerlo solo,
(....)
y confundir las hambres , y roer solo tú allá …
un pan mohoso, triste y duro?

Este es un fragmento del poema “ Desgracia”, donde se puede observar el tema de la soledad y el ensimismamiento que se agudizan. Al caracterizar la obra de Falco los autores van por el lado de la pureza y la esencialidad  “ Esa pureza y esa esencialidad nacen de una doble fidelidad: de la infatigable fidelidad del poeta a las cosas humildes entre las cuales vivió, y de la fidelidad a sí mismo, a la esencialidad de su alma.”(13)

A veces quisiera uno …..tambien quisiera uno,
luego de tanto y tanto
amor al aire,
que un árbol  se recline
a bebernos la frente.

Parafraseando a Machado diríamos que usa  la “palabra como vehículo de la emoción” La palabra como instrumento de objetivación, tiene algo de moneda de todos, de instrumento de cambio” como bien lo dice Visca.La originalidad en la poesía de Falco, no se asienta ni en Lorca, ni en Vallejo, ni en los “ismos” de los cuáles fue conocedor y apreció, su originalidad se debe a su profunda intuición.

Se dice también que en total todos sus poemas confluyen en un único poema, escrito en la duración de un tiempo que Falco llega a conocer cuando se está despidiendo de la vida terrenal.Temas como la soledad, la  muerte  y el tiempo;  aparecen, rondan, llegan, se quedan y pocas veces, se van. A caso cuando quedan conjuradas por el oficio del poeta.
El poema Despedida habla bastante de eso:

La vida es como un trompo, compañeros.
La vida gira como todo gira,
y tiene colores como los del cielo.
La vida es un juguete, compañeros.

El anhelo de fraternidad, la amistad y el encuentro son parte de esta etapa de salida, de estados angustiantes. Cuando encuentra la conexión entre soledades y asi como apunta Visca comentando Equis Andacalles: “ Desde el absurdo de su soledad sin sentido, alcanza una fraternidad fundamentada absurdamente en la soledad misma. Pero este absurdo no  es un absurdo lógico, si no ese absurdo a través del cual se manifiesta la riqueza infinita de la vida , que es , por esencia, pugna de fuerzas contradictorias”

Como las cometas que se ven sobre los muros, cada uno encerrado en sus paredes remonta ideas, sentimientos que sobrepasan las barreras de la incomprensión. Es allí donde Falco nos regala una de las imágenes más bellas de la comunicación.

Fuera locura pero hoy lo haría :
Atar un moño azul en cada árbol.
Ir con mi corazón de calle en calle.
Decirle a todos que les quiero mucho.

         

Culminando aquí con este breve repaso por la vida y la obra de Líber Falco, solo resta decir, una vez más, que es un enorme orgullo para nosotros votar hoy el la designación del liceo Liceo Nro. 26 de Montevideo con dicho nombre . Entendemos que rinde un modesto, pero gran homenaje a la figura de uno de los máximos exponentes de nuestra cultura, que responde a las exigencias de estudiantes junto a  la comunidad educativa del barrio Jacinto Vera que por tanto tiempo ha reclamado este reconocimiento.Quisiera cerrar esta intervención con un comentario que me hizo un  Oscar Destouet (15) en mi muro de Facebook:

“El nombre Líber Falco es poesía, identidad y da sentir en su querer de construir ciudadanía democrática. Todos los que somos parte de la educación pública hoy seremos un poco/ mucho más libres” .

 

Referencias:

1. Es un “ vox-populi” de Montevideo la lucha de los estudiantes del liceo 26 desde que un  Decreto-ley de la Dictadura puso el nombre del inefable Acosta y Lara a su centro de estudio.

2. VISCA, Arturo Sergio. Líber Falco, imagen crítica. Montevideo: Biblioteca Nacional, 1971.

3.  ARREGUI, Mario. Líber Falco y otros ensayos. Montevideo: Irrupciones grupo editor, 2010.

4. ibid,nota 2 (pág 25)

5. ibid nota 2 (pág 21). El artículo fuè escrito con el caràcter de semblanza, obituario,  de la personalidad de Falco. Es reproducido en este ejemplar que ya citamos, y retomado  por Arrgeui tiempo después, cosa que aclara en el propio texto.

6. BANCHERO,Anderssen. Un recuerdo y dos poemas de Líber Falco.En:VISCA, Arturo Sergio. Líber Falco, imagen crítica. Montevideo: Biblioteca Nacional, 1971. (pág 93-94)

7. ibid, nota 2 (pág 27)

8. ibid,nota 3

9. ibid nota 2 (pág 24) Nota al pie Nº 1- allí aparece la frase que reproducimos en el texto.

10. ibid nota 2 ( pág 28) La cita no es textual pero en el primer párrafo se puede encontrar la idea original.

11. GRAVINA,Alfredo.Líber Falco y su poesía.En:En:VISCA, Arturo Sergio. Líber Falco, imagen crítica. Montevideo: Biblioteca Nacional, 1971. (pág 50)

12. ibid nota 2 (pág 87)

13. ibid nota 1 (pág 20)

14. ibid

15. Docente de Historia especialista en DDHH, actualmente es director del Liceo N´º 3 Dámaso Antonio Larrañaga. Además de eso tiene larga trayectoria en la investigación del pasado reciente y la recuperación de la memoria. Por más información puede consultarse su perfil de Linkedin:   Oscar Destouet.