Charles Carrera  

Ley de financiamiento de los Partidos Políticos: un mandato ético

Martes, Noviembre 7, 2017

Este martes 7 de noviembre culminará el estudio de la Ley de financiación de los partidos políticos y se votarán los artículos 6, 7, 9, 13 y 18, que desglosamos de la última sesión.

Tomando la iniciativa

El Frente Amplio, tuvo un rol fundamental en la construcción de esta norma. Para nuestra fuerza política votar la misma es un mandato ético! Con ella, nos proponemos modificar la forma de hacer política; un ejercicio ético que ha sido, es y será uno de los principales estandartes de nuestra fuerza política.

Nuestro país tiene el honor de contar con uno de los más bajos índices de corrupción si se lo compara con el resto de Latinoamérica. Según los datos difundidos por la Organización No Gubernamental Transparencia Internacional, la cual publica anualmente el Índice de Percepción de Corrupción, Uruguay es el país menos corrupto de Latinoamérica, ubicándose en el puesto 21º. Como bien señalan los datos a nivel latinoamericano, en este país, la corrupción en la política, representa un problema verdaderamente marginal. Sin embargo, debemos dotar a la legislación de las mejores herramientas jurídicas para evitar que suceda y combatirla! Somos conscientes que a partir de la aprobación de este proyecto, daremos cuenta una vez más, de la fortaleza que tiene nuestro sistema democrático y sus instituciones. 

Por otro lado, no debemos ignorar que la sociedad ha cambiado en los últimos años y con ella, también ha cambiado la forma de hacer política. La profesionalización a la hora de encarar una campaña electoral, ha generado la necesidad de contar con más recursos económicos que los que se utilizaban anteriormente. De esta manera, no solo en nuestro país sino en el resto del mundo, el dinero ha cobrado un rol fundamental en la realización de las campañas electorales. Por este motivo, el sistema político no puede obviar los problemas que esta relación de incidencia entre dinero y política ha generado en otros países y puede llegar a generar en el nuestro. A nivel mundial, sobran los ejemplos de países que han tenido serios inconvenientes por este motivo y nosotros como integrantes del sistema político, debemos hacernos cargo del problema y buscar soluciones.   

El proyecto que se votó en general, y hoy culminará su estudio, busca regular la financiación pública y privada, la publicidad electoral, y la transparencia en el manejo de los fondos de los partidos políticos, disponiendo que:

  i) se reconocen los aportes mensuales que los militantes políticos, (con cargos públicos), hacemos a nuestros Partidos;
  ii) se establece una norma donde las donaciones que reciben los partidos políticos, sus sectores internos o listas de candidatos para su funcionamiento permanente, deban provenir únicamente de personas físicas debidamente identificadas. Esto incrementa aún más los niveles de transparencia en el manejo de la financiación partidaria.
  iii) se limita el monto de las donaciones que los candidatos realizan hacia sus propias campañas electorales. Esta limitación busca -de manera acertada- acotar las diferencias económicas, entre los distintos candidatos.
  iv) se establece una norma que modifica el otorgamiento de publicidad electoral gratuita en los diferentes servicios de televisión, entre determinadas horas y por un lapso de tiempo limitado. A su vez, propone una solución legislativa arribada en cuanto a que la adquisición de minutos para publicitar la campaña electoral de los partidos políticos fuera del horario central, se realice en forma exclusiva por la Corte Electoral. Ambas soluciones contribuyen a equilibrar de manera razonable, las diferencias económicas de los distintos partidos políticos, brindando a todos la oportunidad de ofrecer sus propuestas a la ciudadanía.

Por último, deseo hacer referencia a la constitucionalidad de la norma que se votará. Puede discutirse, pero no puede caber la menor duda, que la misma se fundamenta en los principios establecidos en el artículo 77 de nuestra constitución, que en sus diferentes numerales establece la base de nuestro sistema electoral, y no requiere mayoría especial, ya que a través de esta norma no se están modificando normas “relativas a las garantías del sufragio y de la elección”, sino que se inscriben en hacer efectivo el principio del Estado Democrático de Derecho.

Normas que son una garantía para los partidos políticos, para el acceso a los medios de comunicación, a los efectos de la difusión de sus programas, ideas y candidatos, durante la campaña previa a las elecciones; mandatos que se inscriben en lo dispuesto en los numerales 11 y 12 del artículo 77 de nuestra Constitución.

No sé qué hará la oposición hoy... Espero que acompañen el corazón de esta Ley, que son los artículos 6, 7, 9, 13 y 18. Si no lo hacen, realmente será una pena ya que si lo hicieren darían una excelente señal a la ciudadanía en aras de la transparencia.

Pero, en definitiva, no resultaría extraño que no lo acompañen con su voto, ya que los partidos políticos en Uruguay no son todos iguales, no todos tienen los mismos recursos, y ello por una sencilla explicación: no representamos los mismos intereses. A la hora de acceder a la financiación para pagar a los medios masivos de comunicación, no todos accedemos de manera equitativa, y allí no tengo dudas que  habrán partidos políticos que quieran mantener la situación actual, donde el acceso se determina por la capacidad económica y los acuerdos particulares.

Espero que esto no pase y que esos artículos sean votados por unanimidad!

Charles Carrera Leal
Senador de la República - MPP - Frente Amplio