Susana Pereyra  

Barrio Las Láminas - Depto Artigas.

03/11/2017

El pasado 13 de setiembre, y luego de un poco más de una década de transformaciones, el barrio Las Láminas fue inaugurado.

Con motivo de esto, los vecinos y las vecinas realizaron una asamblea junto a las autoridades del Programa de Mejoramiento de Barrios (PMB), del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) y de la Intendencia de Artigas.

“Aprendimos a seguir, aprendiendo a trabajar, a unirnos y luchar por un derecho que es de cada uno de nosotros, nuestra casa, una vivienda digna”, relataba Cristina Carballo, “La Cona”, histórica dirigente barrial.

Breve historia del barrio “Las Láminas”

El nombre del barrio surge de las láminas de madera que utilizaban las familias para construir sus hogares cuando ocuparon el predio, láminas de un aserradero de la zona. Además de desechos, como trozos de cartón y nailon de invernaderos del lugar.

La población inicial del asentamiento mostraba altos indicadores de vulnerabilidad social, pero durante el año 2002 esta situación se agravó y transformó el lugar en un símbolo dramático de la brutal crisis que atravesaba el país. Tras el colapso económico y social este barrio fue uno de los más afectados y pobres de Uruguay, trascendiendo por los altos niveles de desnutrición y vulnerabilidad, y por la noticia de que varios de sus niños comían pasto por la imposibilidad de las familias de acceder a alimentos, apelando a sobrevivir mediante ollas populares.

Estimaciones de la época indicaban que la mortalidad infantil en el Departamento de Artigas llegó hasta 55/1000 niños nacidos vivos. Sin dudas la incidencia del barrio Las Láminas sobre ese registro fue clave, dado que la cifra departamental duplicó el promedio nacional. El Departamento de Información Poblacional del Ministerio de Salud Pública informó en 2003 que la mortalidad en Artigas fue 28,9/1000 niños nacidos vivos, mientras que el promedio del país era 15/1000.

Por estas situaciones los vecinos se organizaron en una Comisión barrial, para trabajar por el acceso a servicios comunitarios básicos, siendo su primer logro la instalación de una canilla pública y algo de red eléctrica a partir de gestiones ante el Ministerio de Defensa (entonces propietario del terreno del barrio).

También la construcción de la Policlínica fue un gran hito del trabajo en conjunto de los vecinos, que aportaron su mano de obra para ello.

En el 2005, el primer Consejo de Ministros itinerante de la primera administración del presidente Tabaré Vázquez fue celebrado en Bella Unión, donde el mandatario se comprometió a colaborar para que Las Láminas pudiera acceder a una mejor calidad de vida. Así dio inicio a un proceso de gran articulación institucional, que implicó a Entes Autónomos, Servicios Descentralizados, el MVOTMA y la Intendencia.

En 2008 fue declarada la emergencia habitacional y sanitaria en la zona, lo que dio paso a una de las primeras intervenciones del MVOTMA mediante el Programa de Integración de Asentamientos Irregulares (PIAI, actual PMB). Se firmó un acuerdo con los vecinos para trabajar sobre la viabilidad del terreno, interviniendo en primera instancia el PIAI con la realización de un censo, que verificó el muy alto grado de vulnerabilidad socioeconómica.

Las Láminas reunía a aproximadamente 200 familias, integradas por un porcentaje muy alto de niños y niñas con malnutrición y un elevado índice de mortalidad infantil y enfermedades como parasitosis. Esto era causado en parte por el vertido de aguas servidas a la superficie, por lo que al comenzar la edificación de viviendas se dio prioridad a la construcción de baños, ya que estos en su mayoría eran de paredes de chapa, sin techo y con pozo muy cercano a la vivienda principal.

De aquel censo surgieron algunos datos:

- 59% de los hogares tenía jefatura femenina

- 40% de los/as jefes/as de hogar no había finalizado Educación Primaria

- 76% de los económicamente activos dependía de la caña de azúcar

- 91% de las viviendas era de techo liviano, de las cuales 44% tenía techo de paja, cartón y nailon

- 58% de las viviendas tenía una sola habitación, cumpliendo las funciones de cocina, dormitorio y espacio común

- 73% de las paredes era de madera, lata, paja

- 60% tenía agua potable fuera de la vivienda

- 74% tenía servicio de luz eléctrica, pero se usaba gas y leña para cocinar

En el 2009 las tierras pertenecientes a Defensa fueron cedidas al MVOTMA y se inició la intervención en infraestructura, que en su primera fase se centró en obras generales de saneamiento y fraccionamiento de

predios, entre otras. Las obras de saneamiento las ejecutó OSE entre noviembre de 2009 y febrero de 2011, invirtiendo aproximadamente 1 millón de dólares.

En mayo de 2011 se inició el proyecto de ejecución de viviendas definitivas, en un proceso participativo y mixto, en el que los vecinos tomaron parte en la construcción de casas de hasta cuatro dormitorios a través del programa de ayuda mutua. La empresa constructora hizo las plateas de cimientos y previsiones para la conexión definitiva con los servicios públicos, así como los baños, cocinas y lavaderos.

En el 2012 las familias fueron las encargadas de construir los ambientes principales de cada vivienda, es decir los dormitorios, el estar y el comedor, asistidas por un sobrestante y un asistente social. También para reforzar el aprendizaje de las familias en el proceso de construcción se coordinó con la Escuela Técnica de Bella Unión (UTU), implementándose tres cursos: capacitación en albañilería, revoques y terminaciones, además de instalación eléctrica.

Comenzó a funcionar la Comisión de Seguimiento del Proyecto, integrada por los vecinos referentes de cada uno de los grupos de ayuda mutua, el Municipio de Bella Unión, la Intendencia, el equipo técnico y el PIAI, siendo sus objetivos el seguimiento de las obras y la evaluación.

En marzo de 2013, con el apoyo del equipo técnico y el MIDES, se formalizó la cooperativa social de mujeres que realizó tareas de construcción bajo la contratación de la Intendencia. Un grupo de mujeres que trabajaban en la construcción se unió a los vecinos utilizando las canastas de materiales para construir viviendas a través del PMB (ex PIAI). También ladrilleros de la zona fabricaron los ladrillos para las obras, contribuyendo así a reactivar el mercado local.

Por el 2015 comenzaron las obras correspondientes a la fase del proyecto de mejoramiento barrial, que incluyó trabajos de infraestructura y equipamiento urbano, vialidad, apertura de calles, acondicionamiento de la logística existente y reutilizable, realización del sistema de drenajes de aguas pluviales, red de energía eléctrica, alumbrado público, ampliación de redes existentes de agua y saneamiento, mejoramiento del equipo comunitario existente, mejoramiento de la Policlínica, además de la creación de una plaza y una cancha polifuncional.

2017

Y como mencionamos al principio, el 13 de setiembre culminó un proceso de gran articulación interinstitucional, en el que los vecinos y las vecinas organizados fueron los verdaderos protagonistas y lograron que su barrio se convirtiera en un símbolo. Un asentamiento que supo movilizar a todo un país por su pobreza alarmante, hoy es un barrio de fachadas coloridas y con todos los servicios.

Este mejoramiento barrial, que consistió en una intervención de escala urbana con ejecución de infraestructura de servicios y acondicionamiento de equipamiento existente, buscó fortalecer el desarrollo comunitario por medio del trabajo con grupos sociales y comisiones representativas.

Recordemos: fueron 187 hogares, aproximadamente 800 personas, red eléctrica, alumbrado público, red vehicular y peatonal, conexiones de electricidad (40), cancha, mejora de Policlínica y plaza. 146 realojos totales y 41 mejoras sustanciales. Invirtiéndose más de 8 millones de dólares en la construcción de infraestructura y vivienda, y otro millón invertido por OSE para el saneamiento.

“Ha sido un largo recorrido” -dicen los vecinos- desde aquel 2005, cuando “... un presidente vino y se comprometió...”. Y yo digo que cumplió.

La inversión del Gobierno Nacional en el Departamento de Artigas ha sido muy variada en términos de soluciones habitacionales durante todos estos años, como por ejemplo: extensiones del Programa de Garantía de Alquiler del MVOTMA, microcréditos para refacciones y ampliaciones de viviendas, créditos y subsidios para conexión al saneamiento, construcción de viviendas, intervenciones de unidades productivas y vivienda dispersa en Colonia Palma, construcción de viviendas nucleadas en Cainsa, 180 realojos de residentes en zonas de alto riesgo de inundación.

Esto no solo pasó en el Departamento de Artigas y en la Ciudad de Bella Unión, esto pasó en todos los Departamentos del país porque hay un compromiso político, con la ciudadanía, con aquellos más vulnerables, y porque nuestra política de vivienda no es únicamente habitacional, somos constructores de hábitat.

Canelones:

18 de Mayo / Juana de América

Aeroparque

El Santo

San Andrés

Santa María

Santa Teresita

Villa Esperanza

Villa Holandesa / 6 de Setiembre

Cerro Largo:

La Pedrera

Río Branco

Colonia:

Asencio

Cerro Carmelo

Durazno:

La Cantera

Villa Guadalupe

Flores:

Cañada del Monzón

Florida:

Prado Español

Maldonado:

Lotes Piriápolis 1 y 2

Maldonado Nuevo

San Antonio III

Montevideo:

19 de Abril / Las Retamas

Santa María de Colón / 25 de Agosto

6 de Diciembre Norte y Sur

Barrio 17 Metros

Barrios Unidos, Curitiba y Domingo Arena

Boix y Merino

Cerro Norte

Echegoyen

Jardín de las Torres

La Boyada

La Carreta

La Esperanza

Las Higueritas

Las Malvinas

Nuestros Hijos

Nueva Esperanza / Colón

Nuevo Amanecer

Nuevo Colman

Parque Ambientalista

San Antonio

Santa María

Sebastopol

Tres Palmas

Paysandú:

Barrio Chaplin

Barrio Curupí

Don Bosco

Los Eucaliptus

Barrio Norte

Dos Marías / El Espejo

Lotes Guichón 1 y 2

Lotes Nuevo Paysandú

Tatuces Barrio Sur

Río Negro:

Barrio Anglo

Lotes Fray Bentos

Lotes Young

Rivera:

Cerro del Estado

La Arenera

La Humedad

Mandubí

Misiones

Sacrificio de Sonia Norte

Sonia del Sacrificio

Salto:

Cien Manzanas

Don Atilio

Fátima

La Tablada

Lazareto

Salto Nuevo

Actualmente hay otros 7 proyectos en obra y 2 en licitación de obra