Charles Carrera  

Balas falsas...

Martes, Octubre 31, 2017

Hace un tiempo, el Senador Javier García, mal asesorado (por sí o por no se sabe quién), manifestó que el Ministerio del interior ingresó munición por contrabando. Una afirmación falsa! Dijo que le mentimos en la contestación de un pedido de informes, del cual asumo responsabilidad, ya que fui quien firmó el informe que se elevó al Ministro Bonomi.

Falsedad  I

Afirma que se trataba de una munición prohibida, del tipo “dum dum”, lo cual no es cierto, ya que el Ministerio importó en varias oportunidades esa misma munición, (por lo menos en los años 1999, 2002 y 2011).

La munición adquirida -y de uso policial-, se denomina “semi encamisada”, en razón a que "el poder de parada" es superior al de la munición blindada. ¿Qué implica ello? Que esta munición resulta más efectiva a la hora de detener a un delincuente, por cuanto la munición impacta y se queda en el mismo; con la munición encamisada, se atraviesa el blanco, y continúa su marcha aumentando el riesgo de herir a terceros inocentes, ajenos al procedimiento.

Falsedad  II

Afirma que el ingreso de municiones al país fue por contrabando. Falso de toda falsedad!

La importación de municiones, resultado del procedimiento de Compra Directa por Excepción Nº 25/2015, fue ajustada al procedimiento establecido por el Texto Ordenado de Contabilidad y Administración Financiera del Estado, fue intervenido por el Tribunal de Cuentas, sin observaciones, y luego autorizado por el Sr. Presidente de la República.

Fue una adquisición ajustada a Derecho, así como otras, que se realizaron en el pasado, en los años 1999, 2002 y 2011.
No se puede sostener válidamente que se ingresó la munición de forma clandestina como se establece en el delito de contrabando. Realizar esa afirmación, es contradecir a la lógica y sentido común, ya que el Ministerio realizó la adquisición, luego de cumplir un proceso administrativo de compra, que fue intervenido por el Tribunal de Cuentas y culminó con la autorización del Sr. Presidente.

Asimismo, para que se configure el delito de contrabando, es necesario que se ponga en peligro la Hacienda Pública; esto es, que se realice una actividad tendiente a privar al Fisco, de su recaudación en materia de impuestos. Obviamente este supuesto nunca podría darse, en tanto se trata de una compra realizada por el Estado y de bienes exonerados.

Falsedad  III

Por último, el Poder Ejecutivo a través del Art. 15 del Decreto 377/016, determinó que esta munición no es “dum dum”, sino que se trata de munición no explosiva y semi encamisada, cuyo uso exclusivo es de la Policía Nacional, conforme dispone el Art. 13 del Decreto Ley 10.415 que establece: “el Poder Ejecutivo determinará el sistema y tipo de las armas y municiones de uso exclusivo del Ejército, la Marina y la Policía, prohibiendo, en consecuencia, su importación, venta, adquisición y tenencia por particulares o por instituciones oficiales o privadas”.

Hace un tiempo, escribí un editorial referido a la actitud del Senador García y su posgrado -inexistente- en Pediatría, en aquel momento lo finalicé con una frase de Víctor Hugo: “Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien”.

Una frase que bien se aplica nuevamente ante una discusión absolutamente baladí, por ser eufemísticamente correcto y no hablar de gases y otras cuestiones...

Dr. Charles Carrera Leal
Senador de la República – MPP – Frente Amplio